Must Day&Night

Un domingo con los niños, la Barcelona más animal

Must Day&Night
sin comentarios
6p6paubddd9idr9q744a9bc2e5230ab_zoo-de-barcelona

Seguimos ofreciéndoos ideas para saber qué hacer un domingo con los niños en Barcelona. Después de haber recorrido, disfrutado y haber descubierto una Barcelona diferente a vista de pájaro, es momento de poner los pies en el suelo y entrar en contacto con la naturaleza. ¿Conocéis a algún niño al que no le guste ver, tocar y pasar una mañana rodeado de animales? Adentrarse en la Barcelona más salvaje durante el domingo es una excelente actividad para disfrutar de una entrañable jornada familiar.

Os proponemos iniciar vuestra jornada dominical en la Ciudad Condal en el Museo del Mamut, dónde aprenderéis lo qué es una Edad de Hielo desde un punto de vista científico a la par que entretenido. Conoceréis a los representantes de la fauna de aquel período: el oso de las cavernas, tigres dientes de sable, bisontes prehistóricos, rinocerontes lanudos, mamuts y otros animales. Cabe destacar que la mayoría de los objetos que se encuentran expuestos se pueden tocar y oler. El museo ofrece además la posibilidad de realizar visitas especiales para familias, con talleres específicos y juegos para niños, así como la opción de moldear el recorrido en base a vuestros gustos.

Tras haber admirado de cerca animales y piezas históricas de una época muy lejana, es momento de rememorar aquellas visitas que realizabais al zoo de Barcelona en vuestra infancia. Seguro que muchos recordaréis esta escapada de domingo con gran estima. Posiblemente, vuestros padres, primos, amigos o hermanos eran vuestros acompañantes, y ahora, ha llegado el momento de hacer lo mismo con vuestros hijos.

El Zoo de Barcelona forma parte del paisaje urbano desde el año 1892. Fue el banquero Lluís Martí Codolar quién decidió ofrecer su colección particular de animales exóticos y autóctonos al Ayuntamiento de la capital catalana, siendo su primera ubicación el Parque de la Ciutadella. Dependiendo del tiempo que queráis dedicar a vuestra visita tenéis dos tipos de recorridos para escoger: el primero será de unas 2 horas de duración y os permitirá ver y conocer a los animales y las instalaciones más destacadas del Zoo. El segundo trazado está pensado para un recorrido circular de unas 5 horas, con inicio en cualquiera de las dos entradas del parque, deberéis caminar siempre hacia vuestra derecha, visitando todos los pabellones e instalaciones, aprendiendo y disfrutando de toda la diversidad de la fauna y la flora del Zoo.

Nuestra ruta dirigirá ahora sus pasos hacia el agua, a L’Aquàrium de Barcelona, el centro marino lúdico y educativo más importante del mundo en temática mediterránea. Este espacio cuenta con un túnel submarino de 80 metros, seis millones de litros de agua y un inmenso Oceanario, único en Europa, que lo convierten en un espectáculo único. Una actividad muy interesante será probar el ‘Juego de Pistas’: un plan ideal destinado a las familias con el que descubriréis algunas curiosidades de los organismos que se esconden en los acuarios. Podéis resolver la actividad por vuestra cuenta mientras paseáis por las enormes instalaciones siguiendo la hoja de respuestas. ¡El mar ya no tendrá misterios para vosotros, y menos para los niños!

Tras haber seguido la pista de huellas y restos prehistóricos, animales de todos los rincones del mundo, y haber buceado por las profundidades marinas, es el momento de relajarse paseando por los alrededores del Hotel Miramar. El Restaurante Forestier ofrece una excelente oportunidad de saborear tanto la cocina más vanguardista con toques creativos, como la cocina de mercado y de tradición local. Además, en los jardines del hotel disfrutaréis de rincones especiales como el Patio de los Naranjos o el Jardín de las Tipuanas, dos magníficos miradores con vistas al mar y al espectacular skyline barcelonés.


Recuperar tradiciones de toda la vida, como realizar una visita en familia al Zoo de Barcelona, ver animales de la Edad de Hielo ya extinguidos, o sumergirse en las profundidades del Mar Mediterráneo, es un excelente plan para hacer un domingo en Barcelona con los niños y conocer la cara más animal de la ciudad. Tras haber disfrutado de una jornada entrañable, acabar nuestra ruta gozando en un restaurante situado en unos fascinantes entornos naturales, ¡supone poner el broche perfecto!

Tags: ,
Suscríbete a la Newsletter
Añadir comentario
Publicar comentario