Must Day&Night

Qué hacer un domingo en Barcelona. Lo mejor de Montjuïc y Poble Sec

Must Day&Night
sin comentarios
image_gallery

Esta semana desde InspiredBy os proponemos planes para saber qué hacer un domingo en Barcelona. Es momento de descubrir Montjuïc y el Poble Sec. Las ideas que os explicaremos suponen un plan ideal para hacer un domingo, por ejemplo, en la ciudad condal. Iniciamos nuestro paseo.

La montaña de Montjuïc (Monte Judío) es un enclave con una magia especial para Barcelona, un icono para los barceloneses tras los JJOO del año 92, y ofrece una buena oportunidad de transportarnos a otro lugar sin tener que abandonar por ello la ciudad.

Iniciaremos nuestro itinerario en la Fuente Mágica de Montjuïc, obra del ingeniero Carles Buigas, un lugar de visita obligada tanto para turistas como para cualquier vecino de la capital. Con sus 3.600 tubos y 4.500 bombillas se proyectan espectaculares coreografías que mezclan música y agua con un encanto único. Siguiendo con nuestro ascenso, El Poble Espanyol es una opción ideal para viajar a múltiples rincones de regiones españolas, mezclando desde tradición castellana hasta arte andaluz.

La ruta puede continuar por la Fundación Joan Miró (entrada gratuita el primer domingo de cada mes), un espacio accesible, luminoso y aireado, cuyas blancas paredes y arcos acogen una colección con más de 104.000 piezas y unos 8.000 dibujos del genio catalán; siendo la colección pública más completa existente.

Nuestro ‘ascenso’ por la ‘montaña mágica’ culminará en un lugar precioso, los jardines del Hotel Miramar, dónde podremos tomar un aperitivo o disfrutar de suculentos platos, disfrutando de un agradable sol frente al Mediterráneo.

Si la mañana y el mediodía han sido en subida y por Montjuïc, durante la tarde y la noche descenderemos hacia Poble Sec, visitando algunas tiendas y descubriendo locales especiales de la zona.

Koetània es un proyecto de dos amantes del arte, la artesanía y el diseño, en esta joyería podremos diseñar y personalizar nuestra propia joya, convirtiéndola en un recuerdo inolvidable. Locales como Quimet i Quimet tienen algo especial, que solo podremos constatar si probamos su cerveza de elaboración propia, su excelente vermut o su amplísima variedad de vinos. Todo este catálogo se acompaña de unas tapas que harán las delicias de todo aquel que visite el local.

Ya por la noche, el Mau Mau Underground, una antigua nave industrial reconvertida en un lounge club, nos ofrece probar alguna de sus más de 35 variedades de ginebras o sus 20 tipos de vodka premium. Sin duda, una forma ideal de terminar nuestro periplo por el barrio.

Tags: ,
Suscríbete a la Newsletter
Añadir comentario
Publicar comentario