In action

Eusebio y Salinas, un aniversario muy especial

In action
sin comentarios
usejulio

Hoy se cumplen 25 años del día que Julio Salinas y Eusebio Sacristán iniciaron su andadura en el Fútbol Club Barcelona. El lobby del Hotel Rey Juan Carlos I es el lugar elegido por estos dos ex futbolistas del imborrable Dream Team para reunirse y recordar las innumerables historias vividas durante seis temporadas en el Camp Nou.

En Inspiredby hemos disfrutado del privilegio de estar presentes en este encuentro de dos grandes ex compañeros y aún, un cuarto de siglo después, muy buenos amigos. Y como no podía ser de otra manera,  os contamos lo mejor de este interesante encuentro.

La primera pregunta era más que obligada: “¿Llegar al Barça significó un gran cambio en vuestras vidas?” La afirmación es contundente por parte de ambos, que todavía sonríen al recordar los días previos a su fichaje.

Era el año 1988 cuando Jesús Gil, presidente del Atlético de Madrid, el equipo en el que militaban, les avisó que Cruyff vería un partido ante el Valencia para que jugaran bien y dieran lo mejor de sí mismos. Y tan bien lo hicieron que el entrenador holandés dio el visto bueno y, poco después, Salinas y Eusebio abandonaban el club rojiblanco para incorporarse al azulgrana. Y junto a ellos, otros diez fichajes que conformarían el origen del famoso Dream Team de Cruyff.

Llegamos en un momento en que los ánimos estaban por los suelos. Pero la ilusión y las ganas de 12 jugadores jóvenes, internacionales y con títulos crearon un espíritu de equipo con mentalidad ganadora”. Así recuerda Eusebio esos primeros años en Barcelona. “Después se nos unieron canteranos del Barça muy buenos como Amor, Guardiola, Ferrer y Sergi y tres extranjeros de mucha calidad, Koeman, Laudrup y Stoichkov, que integramos rápidamente en el grupo”, añade Salinas.

Salinas, con el tiempo, recuerda un par de anécdotas de su primer día en el Barça que entonces fueron horribles pero hoy tienen su gracia. “Lo primero que me dijo Núñez fue: ‘Que sepas que aquí no te quiere nadie, estás aquí solo por el míster’. El club venía de la experiencia del ‘Motín del Hesperia’ y según ellos yo tenía fama de revolucionario”, explica Julio, quien después de firmar saltó al Camp Nou para dar unos toques al balón ante los aficionados, pasándolo de nuevo muy mal. “Sólo encadené tres. Siempre lo he pasado muy mal en las presentaciones porque soy muy malo dando toques”.

También hablan, cómo no, de Cruyff. “Fue una revolución. Fue algo novedoso para casi todos nosotros porque era un técnico diferente. El primer día ya nos sorprendió con su charla. Era una época en que dominaba el 4-4-2 o el 5-3-2 y él puso en la pizarra solo tres defensas. Pensamos: ‘¿Pero qué hace?’ Nos ha marcado a todos”, apunta el pucelano. El vizcaíno se queda sobre todo con sus entrenamientos. “Eran todos con balón y todo balón. En el Atlético, teníamos un preparador físico durísimo, Ángel Vilda, de los mejores de España. No parábamos de correr. Cuando fichamos por el Barça, él también fichó. Creía que nunca podría quitármelo de encima. Pero en el Barça cambió. Con Cruyff se corría muy poco y se jugaba mucho”, destaca Julio.

La final de Wembley, la llegada de Romario, las Ligas en el último minuto, las partidas de cartas… Son muchas las experiencias que Salinas y Eusebio, que compartieron piso en Madrid y ahora siguen juntándose para jugar a pádel y cenar, comparten y disfrutan recordando. Podrían estar horas y horas charlando sobre ello –¡y nosotros escuchando!- pero el tiempo apremia y la entrevista llega a su fin.

Hace ya más de 20 años que dejaron el Barça, pero ambos siguen vinculados al mundo del fútbol. Salinas, como comentarista en numerosos medios de comunicación. Eusebio, como entrenador del Barça B, de los futuros cracks del primer equipo. Y los dos, tras pasar temporadas en otros equipos y ciudades, siguen vinculados a Barcelona. La adoran.

Entrar en el Barça, quizás sí, dio un giro a sus vidas.

 

 

Tags:
Suscríbete a la Newsletter
Añadir comentario
Publicar comentario