Let yourself be inspired

Descubre el backstatge de las bodas en el Hotel Rey Juan Carlos I

Let yourself be inspired
sin comentarios
bodas_hrjci

Cuando les propusimos a las chicas del departamento de banquetes del Hotel Rey Juan Carlos I ser las protagonistas de nuestros habituales desayunos para que nos explicaran su experiencia en la organización de bodas, no nos imaginábamos que fueran tantas y tan bonitas las anécdotas que compartirían con nosotros. A lo largo de los años, ellas han formado parte activa de todo tipo de bodas en Barcelona y son muchas las intensas experiencias que han vivido.

El lugar de encuentro no podía ser otro que el Lobby del Hotel. Laia, Eli y Julia nos esperan dispuestas a rememorar las mejores vivencias que su trabajo como wedding planers les ha aportado a lo largo de los años.

La primera pregunta es obligada: “¿Lo mejor y lo peor de vuestro trabajo?”  Las tres parecen tenerlo muy claro y coinciden en que sin duda lo mejor es poder disfrutar de un ambiente tan especial como los jardines del hotel durante su jornada laboral. ¿Lo peor? Que muchas veces es difícil compaginar la vida personal con la organización de una boda.

“Para muchas novias, casarse en el Hotel Rey Juan Carlos I es su sueño o incluso una tradición familiar” Por eso, no es de extrañar que nuestras chicas se desvivan por cada enlace. Son muchos los nervios que pasan en busca de la perfección en todos los detalles, muchas horas las que dedican para que sus novios disfruten del mejor día de sus vidas y mucha la ilusión que ponen con cada pareja, viviendo cada una de las bodas como si fuera la suya propia.

Bodas judías, japonesas, hindús… nuestras wedding planners se convierten en auténticas especialistas en las bodas más internacionales, investigando en cada una de las culturas para organizar siempre la boda más tradicional. El Hotel Rey Juan Carlos es uno de los hoteles predilectos para casarse en Barcelona, una nueva tendencia que vuelve a estar en auge y nuestras wedding planners lo saben muy bien.  Por eso, nos cuentan que tienen suerte de poder contar con un equipo en cocina tan internacional – japoneses, árabes, franceses- ya que no hay límites a la hora de adaptarse a las bodas más especiales.

Y es que el Hotel Rey Juan Carlos ha acogido todo tipo de bodas, desde las más espectaculares  y lujosas en las que el  pastel nupcial aparecía tras la proyección de un mapping 3D en el Salón Piscina a las que el The Garden se convertía en un escenario más de La Guerra de las Galaxias.

Pero sin duda, la mejor parte de su trabajo es el día de la boda. El día en el que todo debe estar perfecto, nada puede fallar. Y si falla, ellas están allí para solucionarlo. Laia todavía recuerda la boda en el que la novia sufrió un pequeño percance con su vestido y se acercó a la mismísima Rosa Clará, diseñadora del vestido e invitada de la boda, para que en un momento dejara el vestido impecable. Julia sonríe al contarnos el día que tuvo que buscar por los jardines del hotel la famosa liga de la novia, y poder así  protagonizar la típica escena de los recién casados.

Novias que se convierten en amigas, los nervios típicos del día previo, lágrimas de emoción al ver la novia, mensajes de agradecimiento del matrimonio de emprender su viaje de luna de miel… todo esto hace que Laia, Eli y Julia sean auténticas apasionadas de su trabajo y sigan viviendo  todas las bodas del Hotel Rey Juan Carlos I con la misma ilusión que la primera.

 

Tags: ,
Suscríbete a la Newsletter
Añadir comentario
Publicar comentario